HomeMultimediaEscritosEvaristo Acosta Todo Un Personaje Sinceano

Evaristo Acosta Todo Un Personaje Sinceano

Por Luis Guillermo Castillo

Conocer la historia de un municipio en todas sus facetas es a veces complicado y para algunos, eso se puede consultar en los libros y por internet, pero no todo se encuentra con estas herramientas, en Sincé hay una persona que de verdad conoce la historia de esta población de la región sabanas llamado Evaristo José Acosta Huertas.

“Don Eva” como cariñosamente es conocido este personaje quien vive en pleno centro de esta localidad a través de manuscritos tiene plasmadas todas las historias, sucesos y vivencias que han ocurrido en Sincé que conserva y que a diario las va enriqueciendo en la “oficina medica del alma” como es conocida su residencia.

Estudiantes de todos los niveles del municipio y de la región acuden donde Acosta a consultar sobre cualquier suceso o hecho ocurrido en esta población en vez de consultar en una biblioteca o a través de la internet porque lo que no tiene Evaristo no lo tiene nadie.

Evaristo es un estudiante vitalicio de la escuela demopédica; autor de varios escritos inéditos que comprenden áreas de la educación, cultura el folclor y anécdotas que han servido de consulta e investigación y apoyo de muchas generaciones.

“Eva” fue maestro del desaparecido liceo americano y de la escuela Antonio Ricaurte y exponente anónimo de ideas y proyectos que han sido arraigados en la infraestructura e idiosincrasia sinceana, y que han servido y servirán para el desarrollo del municipio.

Nació un 25 de octubre de 1939 en esta la tierra del suero y el queso que acostumbra a comerse en el desayuno acompañado de un buen pedazo de yuca, este historiador dice que por desesperado nunca consiguió mujer para vivir porque cuando lo aplazaban para darle la respuesta a la que enamoraba respondía “evítate un dolor de cabeza o un derrame pensando lo dicho se lo llevo el viento” pero considera a sus sobrinos como sus hijos los que lo complacen en todas sus locuras y a los que les piensa dejar su legado. Lo que más admira Evaristo son sus amigos de los que vive felizmente acompañado con los que tiene sus ratos de humor donde más de uno se ha ahogado de reírse por sus salidas.

A pesar de que tiene más de 20 años de no visitar a ninguno y no salir de su casa se mantiene más informado que cualquier andariego, comenta que es católico creyente de la virgen del socorro y de la santísima trinidad pero no asiste a misa, dice que cuando muera quiere que no lo lleven a la iglesia sino que su ataúd lo trasladen directo al cementerio y ha pedido que su epitafio sea “aquí está quien fue, y es lo que es”

Este personaje es un fumador empedernido que no dice saber cuántos cigarrillos se fuma en el día y dice que lo hace dependiendo del estado de ánimo y también para inspirarse, ha sido condecorado en tres oportunidades en el 2002 por el jardín infantil picardías y en el 2004 y 2008 por la alcaldía.

Anterior
El Mono de los Raspaos
Siguiente
III Encuentro de Arte Estudiantil